RUTAS Y SENDEROS

RUTA HONDÓN (SENDERISMO)

TRACK

 

 

 

PERFIL

 

 

 

  • Distancia: 10,260km
  • Ruta: Circular
  • Desnivel acumulado: 126m.
  • Altitud máxima: 490m Altitud mínima: 440m
  • Dificultad técnica: baja.
  • Distintivo de ruta: (imagen de poste y chapa)

Descripción:

La ruta Hondón es una ruta circular que empieza y termina en la Plaza de la Paz, en el centro histórico de Haro. Siguiendo los postes que marcan la ruta no tendremos ninguna dificultad. Esta ruta de Senderismo, que es ideal también para Marcha Nórdica, nos lleva en primer lugar a pasear por el Barrio de la Estación, donde se encuentran algunas de las bodegas centenarias de Haro. Merece la pena admirar su peculiar arquitectura. Tras dejar el barrio tomaremos un camino rural que nos adentra en el paraje conocido como Hondón (también llamado Tondón), que es un meandro que forma el río Ebro a su paso por Haro. Aquí disfrutaremos del auténtico paisaje de viñedos que conforma el entorno vitivinícola de nuestra región. Un entorno que colma los sentidos en cualquier época del año; la austeridad de las viñas desnudas del invierno, el frescor de los brotes primaverales y de los aromas de las plantas silvestres que bordean los caminos, jaras, tomillo, hinojo, espliego… El rotundo esplendor de las viñas frondosas del verano y en otoño, los frutos maduros y, tras la vendimia, los mil matices de los colores del otoño. La ruta enseguida se trasforma en camino de tierra, de parcelaria, que utilizan los agricultores para los trabajos en las viñas. Durante el recorrido encontraremos algunos puntos de interés que están marcados con postes y códigos QR. Desde ellos, por estar en zonas elevadas, podremos descubrir distintas vistas de todo el entorno de la Rioja Alta, y disfrutar de un cuadro vivo y siempre cambiante de uno de los paisajes más bellos de España, candidato a Patrimonio inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

Nota: respeten el entorno y los viñedos. Algunos de los caminos que transita son particulares.

Puntos de interés:

  • Ruinas torre medieval (fuera de ruta, sendero de cierta dificultad) -vinculo a documento “Torre de la Estrella”
  • Chozo y necrópolis; -vinculo a documento “Chozo y necrópolis”
  • Santuario Celta ( fuera de ruta, sendero sencillo) -vinculo a documento “Santuario de Peña Redonda”
  • Castillo Viña Tondonia;
  • Puente medieval.

 

Chozo y Necrópolis del Perdigón

 

El chozo o guardaviñas es una estructura simple pero muy característica de La Rioja Alta desde el siglo XIX d.C. Estos chozos son construcciones de piedra, sin apenas argamasa, de forma cónica formados por una sólida base sobre la que se levantaba la cúpula paulatinamente por aproximación. Su función principal era la de ofrecer refugio a los  agricultores que trabajaban en las viñas cercanas.

Vista lateral del Chozo y su entorno. Fotografía de Darío Traspaderne Larrea.

Cerca del chozo, en una plataforma de roca caliza, se encuentra la necrópolis medieval del Perdigón, una necrópolis de repoblación formada por cinco tumbas aproximadamente, que conforman un conjunto pequeño respecto a otros similares como el de Santa María de la Piscina (Peciña, La Rioja).

Vista aérea de las tumbas.

Fotograma de https://www.youtube.com/watch?v=qFFwK6eYZi0&t=12s

Las necrópolis de este tipo son muy comunes entre los siglos X y XIV d.C, las tumbas son antropomorfas, y en su momento se cubrirían con una losa de piedra. Las hay de diversos tamaños, tanto para individuos adultos como para otros más jóvenes.

Referencias: De Boüard, Michel; Riu, Manuel; I Castanyer, Inmaculada Ollich. Manual de arqueología medieval: de la prospección a la historia. Teide, 1997. https://vinosybodegasderioja.com/enoturismo/que-son-chozos-guardavinas/

 

Santuario Celtíbero de Peña Redonda

 En lo alto de uno de los múltiples cerros que conforman el relieve del meandro de Hondon, se encuentra una solitaria peña rodeada de viñedos, es la llamada Peña Redonda

 

 

Vista de Peña Redonda. Fotografía de Jesús Ángel García Gamarra

Se cree que podría haber sido utilizado en la antigüedad como centro ritual por alguno de los pueblos celtíberos que habitaban la zona, en concreto los berones, vascones o pelendones, entre otros. Aunque no se han realizado estudios arqueológicos como tales, algunos estudios de aficionados, aunque no son conclusivos, sí que pueden servir de guía para señalar este accidente natural como un posible santuario, algunas de las evidencias son:

  1. El emplazamiento de los santuarios en un sitio destacado natural, como puede ser una gran piedra, árbol o río es muy común entre los pueblos celtas.
  2. La presencia de varias formas en la roca que han podido ser realizadas por la mano del hombre, como son:
  3. Unas escaleras de acceso a lo alto de la roca.
  4. Múltiples hoyos en lo alto, que han podido formarse por acción natural de la erosión, o haber sido realizados por acción humana, formando varias cazoletas para uso ritual vario.
  5. Una posible pila de sacrificios, horadada en uno de los extremos, de forma cóncava junto a una pequeña poza, donde quedaría depositado el producto del sacrificio.
  6. La existencia de una marca en una superficie vertical a la derecha de las escaleras en forma de ola, que se ha querido interpretar como un símbolo lunar o de ave, muy relacionadas con la muerte.

 

Vista de la pila. Fotografía de Jesús Ángel García Gamarra

 

Marca. Fotografía de Jesús Ángel García Gamarra

Referencias: Duque, Angel Montenegro. Colonizaciones y formación de los pueblos prerromanos (1200-218 a.C). Editorial Gredos, 1989. https://santuarioceltibero.jimdofree.com, página del estudio realizado por Jesús Ángel García Gamarra.

 

 

 Torre de la Estrella

Documentos de referencia: Sáenz Rodríguez, María. Haro Histórico. El patrimonio artístico de la ciudad de Haro. Universidad de La Rioja. Herrero, Jorge Sáenz. Bienes de Interés Cultural, patrimonio de toda La Rioja. Belezos: Revista de cultura popular y tradiciones de La Rioja, 2015, no 29, p. 78-85.

Estas ruinas pertenecientes a una antigua torre fuerte se encuentran en lo alto del cerro que domina el Puente de Briñas, cuyo origen es posiblemente altomedieval (S.XIII d.C) muy vinculado al puente. Su principal función sería la de vigilar todo el territorio de alrededor y el propio puente, donde se encontraban los puestos de la guardia.

 

 

Vista Frontal de las ruinas de la torre. Fotografía de Darío Traspaderne Larrea.

Su nombre proviene de su última remodelación durante las guerras carlistas (S. XIX d.C) cuando se remodeló su planta con forma de estrella de ocho puntas, tal y como se recoge en los planos redactados en 1834.

Finalmente, tras la destrucción en el año 1842 de los castillos de la Mota (Haro, La Rioja) y el de Santa Lucía (Ocón, La Rioja) estuvo ocupado por el cuerpo de carabineros de Haro hasta su abandono en fecha indeterminada.

 

 

 

Plano completo de 1834, con la torre en la cima.

Fuente: http://fresno.pntic.mec.es/~josa0000/puentebrinas/plano.htm

Documentos de referencia: Sáenz Rodríguez, María. Haro Histórico. El patrimonio artístico de la ciudad de Haro. Universidad de La Rioja. Herrero, Jorge Sáenz. Bienes de Interés Cultural, patrimonio de toda La Rioja. Belezos: Revista de cultura popular y tradiciones de La Rioja, 2015, no 29, p. 78-85.

Referencias: Duque, Angel Montenegro. Colonizaciones y formación de los pueblos prerromanos (1200-218 a.C). Editorial Gredos, 1989. https://santuarioceltibero.jimdofree.com, página del estudio realizado por Jesús Ángel García Gamarra.

 

 

 

RUTA LOS VALLES (BICICLETA)

TRACK

PERFIL

 

  • Distancia: 29,190km
  • Ruta: Circular
  • Desnivel acumulado: 278m.
  • Altitud máxima: 610m Altitud minima: 445m
  • Dificultad técnica: baja-media.
  • Distintivo de ruta: (imagen de poste y chapa)

 

Descripción:

Preciosa ruta que saliendo de Haro, recorre la zona norte de la comarca, entre los Montes Obarenes y el Río Tirón. La ruta comienza en la Plaza de la Paz, en el centro histórico de Haro, callejea por la ciudad para salir hacia el norte después de cruzar el puente sobre el río Tirón, discurre por carretera asfaltada hacia San Felices, atención para coger la pista de tierra en el término de “Cuervo”. A partir de aquí rodamos por pista de tierra, caminos de parcelaria que se utilizan para los trabajos en el campo. El camino sube y baja, va y viene, entre viñedos, campos de cereal, zonas silvestres y algún bosquecillo de pinares. Atentos a las indicaciones de lugares de interés (Chozo y Lagar Rupestre), que nos dan una idea de la antigüedad del cultivo de la vid en esta zona. Pocos kilómetros después llegaremos a una intersección que nos indica la posibilidad, si tenemos tiempo y fuerzas, de alargar la ruta (4 km entre ida y vuelta) hacia la derecha para llegar hasta las campas de San Felices de Bilibio, lugar declarado Rincón más bonito de España en 2014, y espacio en el que se celebra cada año la famosa Batalla del Vino. Merece la pena subir andando hasta la Ermita del Santo para contemplar las fantásticas vistas del valle del Ebro y la ciudad de Haro al fondo. Una vez retomada la ruta nos dirigimos hacia el oeste, la pista discurre suave entre las faldas de los montes Obarenes y los viñedos, rodea Villalba de Rioja y continua el sube y baja entre viñedos, hasta enlazar con una pista más ancha y cómoda, lugar ideal para tomarse un respiro y contemplar de nuevo las vistas de los campos inmensos de viñas deslizándose suaves hasta el horizonte. Seguimos rodando por esta ancha pista hasta llegar al pueblo de Sajazarra, podemos descansar un poco, refrescarnos y pasear por los jardines que rodean el castillo. Atentos al punto en que sigue la ruta, que está justo al lado del arco que da entrada al pueblo. Cambiamos la orientación, rodamos hacia el este para regresar hacia Haro, el camino nos lleva poco a poco hacia el Río Tirón, siempre rodeados de viñedos. Al llegar al río la pista es un poco más complicada, por los baches y piedras que nos obligan a ir más despacio, pero nos permite disfrutar de los sonidos del agua y de la sombra de los árboles de la rivera. Al acercarnos de vuelta a Haro, empalmamos de nuevo con la carretera por la que comenzamos la ruta y tras remontar la última cuesta de nuestro viaje, llegamos de nuevo a la Plaza de la Paz, donde podremos tomar un merecido aperitivo en cualquiera de sus bares. ¡Buena Ruta!

Nota: respeten el entorno y los viñedos. Algunos de los caminos que transita son particulares.

Puntos de interés:

  • Chozo; -vinculo a documento “Chozo y necrópolis”
  • Lagar rupestre; -vinculo a documento “Lagar rupestre Cubillas”
  • Ermita de San Felices; -vinculo a documento “Ermita de San Felices”-
  • Castillo de Sajazarra; -vinculo a documento “Castillo de Sajazarra”-

 

 

Chozo de Cubillas

 

El chozo o guardaviñas es una estructura simple pero muy característica de La Rioja Alta desde el siglo XIX d.C. Estos chozos son construcciones de piedra, sin apenas argamasa, de forma cónica formados por una sólida base sobre la que se levantaba la cúpula paulatinamente por aproximación de hiladas. Su función principal era la de ofrecer refugio a los agricultores que trabajaban en las viñas cercanas, además de servir como almacenes de aperos eventualmente.

Vista frontal del chozo. Fuente; propia.

Fuente: Pastor, Luis Vicente Elías. El paisaje del viñedo en La Rioja: cruce de miradas. Berceo, 2014, no 167, p. 39-60.

 

 

El Lagar Rupestre de Cubillas

Los lagares rupestres son pequeños centros de prensado de uva y procesamiento del mosto situados al aire libre, labrados en las múltiples plataformas de piedra caliza y arenisca que salpican el paisaje riojano. La gran mayoría están datados a partir del siglo X d.C, aunque todas las dataciones se han realizado a través de referencias en textos antiguos (siendo la más antigua en el 959 d.C.) o a través de correlación estratigráfica con las necrópolis que las rodean.

 

Vista general del lagar. Fuente; propia.

Generalmente hay dos tipos de lagares, unos de pisado de uva y otros de prensado, la principal diferencia entre ellos es que los de prensado en su día tenían una prensa de madera, con su correspondiente estructura. Las de este tipo suelen estar situadas en lugares donde el terreno permitiera asentar la estructura sobre una pared.

El segundo tipo y más antiguo son los lagares de pisado, que no requieren de ninguna estructura ajena a la piedra para realizar su función, siendo los propios agricultores quienes realizarían el pisado de la uva para extraer el mosto. Tomando como ejemplo ese mismo lagar, podemos decir que se componen por una pileta de pisado (la piscina de mayor tamaño), unos canales o caños por los que circularía el mosto, y finalmente una pileta de decantación, donde se dejaría reposar el mosto y se recogería.

Vista de los lagares y el entorno. Fuente; propia.

Fuente: Arqueología, Labrys. Los lagares rupestres de San Andrés (San Vicente de la Sonsierra). Belezos: Revista de cultura popular y tradiciones de La Rioja, 2012, no 19, p. 20-25.

 

 

La Ermita de San Felices

La Ermita de San Felices se localiza en lo alto de los riscos de Bilibio que conforman las conchas de Haro, junto a los riscos de Buradón. Estos riscos han sido un lugar especial de culto desde antiguo, desarrollándose varios centros religiosos en las inmediaciones como en la Cueva de Páceta (Álava), o el Monasterio de Herrera  (Herrera, La Rioja).

 

 

 

El castro de Bilibio estaba ya habitado desde la I Edad del Hierro (s. VII-V a.C.), además hay algunas evidencias de contacto con los romanos como restos de terra sigilata hispánica (cerámica) en los restos de algunas fortificaciones, algunas referencias a “Baelibio” en la cercana ermita de San Bartolomé (Angostina, Álava), y la existencia de una vía romana en las cercanías de Bilibio que comunicaba el valle del Ebro riojano con el burgalés.

 

 

Según la tradición San Felices (s VI d.C.) se retiró a orar a los riscos de Bilibio, durante este periodo como anacoreta acudió a el San Millán, para que le iniciara en los misterios como anacoreta en el año 493. Finalmente, San Felices muere en el año 520, y sería enterrado en una de las cuevas del propio monte, donde reposó hasta que, en el 1090, sus restos fueron trasladados al monasterio de San Millán y se conservaran algunas de sus reliquias en la iglesia de Santo Tomás en Haro. En la propia Haro se erigió la primera ermita consagrada a San Millán, pero la actual se construyó en el 1710 justo donde se situaba el primer lugar de reposo del anacoreta.

Referencias: Mayoral, Mª P. Pascual, et al. La cueva de Páceta: Castro Bilibio (La Rioja)–¿Un oratorio rupestre? Antigüedad y cristianismo, 2006, no 23, p. 719-737. Bodegas, Pablo Díaz. En torno a la traslación de San Felices de Bilibio, patrono de Haro. Berceo, 1992, no 123, p.31-47

 

 

El Castillo de Sajazarra

Este castillo fue construido con sillería de arenisca en la segunda mitad del siglo XV, donde antes se encontraba una casa fuerte de menores proporciones y posiblemente una iglesia por las tumbas halladas en la plazoleta de enfrente, aunque ahora están tapadas, junto al foso estas conformaban una necrópolis (posiblemente) de entre los siglos IX y XII.

 

 

Panorámica frontal del Castillo, con la iglesia actual a la izquierda.

Fuente http://www.nikonistas.com/digital/foro/topic/379662-castillo-de-sajazarra

Gran situación estratégica, ya que el camino de Haro a Miranda pasaba bajo su muralla norte, en la zona más alta del pueblo. El recinto exterior tiene planta rectangular, excepto por la esquina noroeste que se junta a la torre del homenaje. El perímetro está vigilado por 7 torres circulares, 4 en la zona frontal y las otras tres en la posterior, además de un espolón triangular en el centro del lado este. Las dos torres que flanquean la puerta principal tendrían el escudo de armas de la familia, de lo que queda un hueco rectangular apreciable hoy día.

La torre del homenaje, donde se encontraba la residencia del alcaide, es de planta rectangular con torreones octogonales en las esquinas. En este edificio es donde se conservan la mayoría de los sistemas de defensa, como saeteras con troneras, matacanes y las almenas. Tenía cuatro plantas divididas por pisos de madera, a juzgar por los huecos en las paredes que sostendrían la estructura original.

Referencias: Valgañón, José Gabriel Moya. Notas sobre Sajazarra medieval: urbanismo, cerca, fortaleza. Brocar. Cuadernos de Investigación Histórica, 1990, no 16, p. 93-144

 

 

Camino antiguo de Haro a Miranda. Fuente: https://www.larioja.com/comarcas/201706/10/aquel-camino-detras-castillo-20170609235803-v.html

 

 

OTROS SENDEROS QUE PUEDES DISFRUTAR

 

CAMINO NATURAL DEL EBRO GR 99 (ETAPA 13) – HARO – BRIÑAS – BRIONES – SAN VICENTE (SENDERISMO Y BICICLETA)

El Camino Natural del Ebro GR 99, se inicia en Fontibre (Cantabria) y finaliza en el Faro del Garxal (Tarragona). Este recorrido a lo largo de toda la ribera del río Ebro tiene un total de 1280 km de extensión.

Esta etapa del GR tiene inicio en Haro, pasando por el puente medieval de Briñas, Briones y finalizando en San Vicente de la Sonsierra. Durante esta etapa en La Rioja Alta, además de disfrutar de la grandeza del río Ebro, el paisaje de viñedo es el gran protagonista. El recorrido se encuentra perfectamente señalizado, las marcas son dos bandas horizontales blanca y roja respectivamente.

Linkhttps://www.mapa.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/caminos-naturales/caminos-naturales/sector-noreste/ebro/etapa13/default.aspx

VÍA VERDE DEL OJA – TIRÓN (SENDERISMO Y BICICLETA)

La ruta se divide en dos tramos. El primer tramo discurre por las antiguas vías del ferrocarril durante 26 km desde Ezcaray, pasando por Santo Domingo de la Calzada hasta Casalarreina; y el segundo desde Casalarreina hasta Haro a través de 12 km por un camino acondicionado.

Link – https://www.larioja.org/medio-ambiente/es/senderos/vias-verdes/red-vias-verdes/via-verde-oja

SENDEROS DEL VINO DE RIOJA ALTA (RUTA DEL VINO RIOJA ALTA)  – (SENDERISMO Y BICICLETA)

Link – https://www.rutasdelvinorioja.com/descargas/

RED DE SENDEROS DEL GOBIERNO DE LA RIOJA

Link – https://www.larioja.org/medio-ambiente/es/senderos